miércoles, 26 de enero de 2011

El Cormorán Moñudo lo intenta de nuevo

La reproducción del Cormorán Moñudo Phalacrocorax aristotelis en la zona oriental de Asturias va de mal en peor. El año pasado, en el censo realizado desde tierra únicamente se localizó un nido y fracasó. Probablemente desde el mar se podría localizar algun nido más, pero parece ser que no hubo presupuesto en la Consejería y no se hizo.

Ese nido que fracasó estaba en una isla conocida como El Castru de las Gaviotas y Nel (Guarda del Medio Natural) y yo estuvimos siguiéndolo hasta que un día la pareja desapareció.

Bueno pues este año parece que lo intentan de nuevo, aunque es muy dificil saber si es la misma pareja o no, pues no están anillados. 


Pareja de Cormoranes Moñudos Phalacrocorax aristotelix en su nido del castro de las Gaviotas en Llanes el 21/01/2011

El nido ha cambiado de posición. El año pasado estaba en zona de sombra y este año está algo más soleado. A ver si eso ayuda. La cosa es que parece que ya están incubando así que veremos en qué para todo ésto este año. Su periodo de incubación es de unos 31 días (Gracias David por el dato), así que estaré atento y os contaré.

Espero que este año se pueda hacer el censo desde el mar. Pero si desde la Consejería no se hace, no descarto hablar con alguien que tenga una lancha aquí en Llanes y me de una vuelta por la costa entre Ribadesella y el límite con Cantabria. ...... Alguien lo tiene que hacer.

De momento os dejo un pequeño video de la pareja.

video

Abstract. The pair of European Shag Phalacrocorax aristotelis are trying to nest again in the Castro de las Gaviotas. Last year failed in its attempt

3 comentarios:

David Álvarez dijo...

Hola Javier, no es problema de presupuesto, sino de ganas e interés de hacer algo por la conservación. Los últimos censos de esta especie que realizó la consejería los realizó la guardería como parte de su trabajo (o sea, ya se incluye el trabajo en su sueldo), muchas de las veces se usaron las embarcaciones de la cruz roja, luego salen gratis.
Desde hace tiempo los censos los hacen voluntarios que no cobran un duro y se lo pagan de su bolsillo.
Un ejemplo del terrible gasto que implica el censo de la población oriental de moñudos fue el que pagamos hace 4 años con ocasión del censo nacional que coordinamos Alberto Velando y yo. En total 300 euros de alquiler de un barco desde Ribesella hasta Tinamayor y 4 voluntarios.

Si hay algo que me toca las narices es la demagogia y la estupidez humana. O sea, no hay 300 euros para censar una especie protegida y catalogada pero hay dinero para pagar municiones y desplazamientos a la misma guardería para que se cargue 300 cormoranes grandes porque a cuatro individuos les jode que coman peces.

En fin, voy a dejarlo porque me caliento.

un abrazo Javier

Javier Gil Vaquero dijo...

No te calientes.....no merece la pena. Tienes toda la puta razón. A mi lo que me calienta es el pastizal que se gastan en Paca y Tola (con todos mis respetos por ellas, probinas)y otras cosas así, dejando de lado cosas importantísimas y censos que se venían haciendo desde hace años.

En fin....Yo tampoco voy a hablar, que también me caliento.

Un abrazo y ánimo.

Anónimo dijo...

Ánimo, Javier. Espero que pronto nos puedas traer mejores noticias.
Un saludo, ángeles.