domingo, 20 de febrero de 2011

Mala Selección del Hábitat

Hace unos días me pasé a controlar el nido de Cormorán Moñudo Phalacrocorax aristotelis de la colonia del Castru de las Gaviotas en Llanes y de nuevo ha fracasado. 

La verdad es que es normal. Había muy mala mar, con olas de unos 5 m. según el parte meteorológico y en una media hora aproximadamente que estuve allí al menos 10 olas tras romper contra el Castru, bañaron la plataforma donde se ubicaba el nido, haciendo totalmente imposible cualquier tipo de incubación en él.





 Imágenes 1 a 4. Olas rompiendo en el Castru las Gaviotas

Mi reflexión es que habiendo tan pocos nidos de esta especie en el Oriente de Asturias (la población esta en clara regresión), y tantos buenos lugares para anidar, fuera del alcance de las olas y  muchos de ellos ya usados en años anteriores y que ahora están vacios, ¿por qué seleccionan precisamente esta plataforma en la que una marejada media acaba con las posibilidades de la puesta?

No cabe otra respuesta que una mala selección del hábitat y ya se sabe cómo se las gasta la selección natural: Los menos adaptados no se reproducen. ¿Es posible que quien eligió la plataforma (creo que en este caso es la hembra)  sea joven e inexperta? ¿Le servirá esto de lección? es decir ¿aprenderá y la próxima vez seleccionará una plataforma mejor?

De momento, me dice David Álvarez que es posible que como aún estamos a mediados de febrero, intenten una puesta de reposición. A ver si es verdad y a ver si esta vez tienen mejor suerte.

Abstract. Bad habitat seleccion  in European Shag Phalacrocorax aristotelis

2 comentarios:

David Álvarez dijo...

Lo de la selección de hábitat en los moñudos es algo muy curioso,normalmente los jóvenes se suelen quedar con los peores sitios, porque los mejores están ocupados por parejas experimentadas. En el caso del oriente de Asturies, no parece que ese sea el caso, ya que la densidad de moñudos es muy baja y aparentemente tienen sitios de sobra. Otra cosa es que los sitios suelen conservarse durante años, aunque lo ocupen otras parejas, por lo que probablemente tendrán algo que nosotros no somos capaces de apreciar que los hagan mas adecuados.
A ver si ponen de nuevo, ya me contarás

Javier Gil Vaquero dijo...

Estoy de acuerdo. Lo que pasa a veces es que "humanizamos a los animales", es decir creemos que deberían actuar como lo haríamos nosotros y sentir como sentimos nosotros. Y nada más lejos de la relidad. Su percepción de la realidad es otra, casi siempre muy diferente a la nuestra...y la mayor parte de las veces no la entendemos.
Dura tarea la de quienes se dejan los ojos y el cerebro intentando descifrar el por qué. ¡Ánimo!

Veremos en qué para esto. Un saludo